Encuentro (Lara S.)

  Ellas Escriben

Un cálido recibimiento.


Se me ocurre que vas a llegar diferente. Distinto. Como siempre


Como nunca.


Va a suceder que te voy a esperar de un modo especial. Como no lo esperas.


Como lo imaginas.


Acabas de coger el tren, en unas horas estarás aquí. En mi cuerpo, en mi piel.


Tu lengua volverá a enredarse en mis cavidades buscando tal vez alguna nueva. Y tú, respirarás cerca de mi aliento y como si de la droga más fuerte se tratase y yo de la adicta más extrema, conseguirás que vuelva a ser yo.


Estás llegando. A veces los kilómetros se eternizan, se alargan de tal modo que es inevitable impacientarse. Pero hoy, podremos con ellos.


Voy a esperarte en casa, encenderé la hoguera. Las velas con olor a avellana y miel. Música, el blues adecuado sonará de fondo. Tengo vino en la nevera y mi sangre hirviendo bajo la lencería.


Me has hablado sobre tus ganas de ver una película en el sofá. Me he reído. Ni tú ni yo aguantaríamos más de 10 minutos.


Me gusta como observas, lo que observas y lo que pensarás mientras lo haces. Te miraría unos segundos y después te comería a besos. Inevitable.


Voy a verte entrar por esa puerta, altivo y orgulloso. Desde las alturas se ve todo distinto, imagino. 


Sonriente. Feliz. Sediento.


Yo, hambrienta. Excitada. Desnuda. 


Solo cubrirán mis pies unos zapatos de tacón infinito, para llegar así mejor a tus labios. Un collar y nada más.


Vas a entrar por la puerta y me vas a encontrar  frente a ti. Esperándote, serena, feliz, sonriendo. Perfumada, con carmín rojo en los labios y un “por fin “ en la mirada que lo va a decir todo, y nada.


 


Un día me hablaste de esa imagen. Llegar a casa y encontrarme desnuda, esperándote. Preparada para ti.


Bella y entregada a tus caprichos.


Tú, vestido, observándome desde la distancia. Tan cerca. Tan mío. Sin tocarme.


Vas a entrar y sonreirás orgulloso. Sabiéndote dueño de este juego con las reglas que tú inventaste. Satisfecho porque fui obediente .


Me observas. Semblante serio. Excitado aunque prefieras ocultarlo.


“Date la vuelta”- me dices.” Quiero observarte”


Me giro. Sinuosa. Sensual. Quiero provocarte las sensaciones más exquisitas. Las más animales.


“Ve al sofá y túmbate. Espérame ahí. Ahora vuelvo”-Me indicas.


Y lo hago. Tumbada sobre el sofá blanco, me dejo los zapatos, las piernas ligeramente abiertas.


Escucho tus pasos llegar. Puedo olerte desde aquí, ese perfume es mortal por necesidad.


“Abre más las piernas”-me dices. “Quiero ver tu sexo”


“Me lo ofreces?”-me preguntas.


“Claro”-te contesto.


“Es tuyo”- añado.


Sonríes.


La música...ese blues no podía faltar en este momento.


Tócame, por favor. Pienso. Y me quedo con las palabras dentro.


No las pronunciaré.


Frente a mí, me observas. Bebes una copa de vino blanco.


Te acercas sigiloso, humedeces mis labios con tus dedos untados de amor y vino.


“Úntame. Con todo, lléname, inúndame. Traspasa mi piel”. Pienso.


Vuelves a alejarte. “Tócate para mí. Mastúrbate lentamente”-me ordenas.


Humedezco mis dedos con saliva. Te miro mientras lo hago. Voy bajando hasta llegar a mi sexo.


“Ábrete más”- me pides.


Te obedezco. Y cada orden es una caricia. Estimula, incita.


Y cada excitación es una prueba a mi paciencia.


Acaricio mi sexo, húmedo. Mi cuerpo se mueve casi al compas. Se eleva, te reclama. Mi mano izquierda se dirige hacia mis senos. Efervescentes, apuntalando hacia tu mirada.


“Mas rápido, cariño, quiero notar como explotas. Hazlo para mí.”-me dices  con tono cálido.


Y ,como decirlo…tus deseos son ordenes para mí y placeres para mi pobre cuerpo , paciente y obediente, hoy más que nunca.


Suena el timbre.


Voy a recibirte con el deseo a flor de imaginación.


Enviado por: Lara s


Más relatos de Lara S.


- Que mi rutina eres tu (Relato erótico)


- Así son los besos (Articulo y relato erótico)




Anuncios de Lara S.:


- Lara una experiencia diferente


- Lara S. GFE en Madrid


 Visto

451

Anuncio ID: 44



Publicidad