El compañero salido que me pone.

  Ellas Escriben

 


 


El salido que me pone


 


Estaba haciendo los deberes en mi casa con un compañero de mi clase. Justamente estábamos solos y era un chico alto, moreno y que estaba muy bueno. Muchas chicas estábamos detrás de él, pero parece que a ninguna le hace caso. En mitad de un ejercicio de matemáticas excesivamente complicado, me preguntó si podía ir al baño, a lo que yo amablemente le dije dónde estaba y cuando se fue seguí con mi ejercicio.


Cinco minutos después no había vuelto, así que me acerqué para ver qué pasaba, y ante mi sorpresa lo sorprendí mientras se masturbaba oliendo uno de mis tangas favoritos. Abrí la puerta con ganas de echarlo de mi casa, pero por un momento dudé y me quedé mirando su polla bien erecta. Él se dio cuenta de ello y se acercó a mí y me dijo al oído “sé que te pongo preciosa”, para acto seguido meter su mano por debajo de mis bragas.


Mi encanta este chico. Me encanta su polla. Y me encanta cómo me mete mano. Me muerdo los labios mientras él me besa el cuello, y cuando siente que estoy suficientemente mojada me vuelve a decir al odio “preciosa, mi polla quiere saber a qué saben tus besos”. Sé a qué se refiere, pero no voy a darle ese gusto, así que me niego, pero en el fondo estoy deseando probar esa polla tan erecta, por lo que me agacho y comiendo a saborear su capullo.


Notaba que le encanta sentir cómo su polla entraba y salía en mi boca mientras dentro, mi lengua seguía pasando por su capullo, haciendo que sintiera el mayor placer de su vida. Seguía chupando. Él estaba caliente y yo cada vez más cachonda, por lo que empecé a chupar más y más rápido hasta que no aguantó más y se corrió dentro de mi boca. “Preciosa, voy a venir más veces a hacer los deberes contigo”.


 


Enviado por: Eva sola


 Visto

238

Anuncio ID: 35



Publicidad